BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Mascotas!

Errores Mas Comunes Al Adiestrar A Un Perro

Siempre y cuando adoptes un animal, el aprendizaje siempre debe positivo; no caigas en el facilismo, que son los castigos o bien el empleo de la fuerza bruta y, sobre todo, dale órdenes bien claras y, si falla, no le eches la culpa que está en pleno aprendizaje.

Cuando adoptamos un cánido por vez primera acostumbramos a dejarnos llevar por los consejos que otros nos dan a la hora de entrenarlo, mas eso puede llevarnos a cometer fallos al entrenar un cánido que nos distancien de nuestro objetivo.

Para evitarlos, te damos unos consejos prácticos que te van a ser de mucha utilidad.

Errores Mas Comunes Al Adiestrar A Un Perro

Errores Mas Comunes Al Adiestrar A Un Perro

Qué Fallos Al Adiestrar A Un Perro Son Más Frecuentes

Los Castigos

La paciencia es una virtud bastante difícil de cultivar mas muy precisa en el momento de adiestrar a un perro.

Cuando esta se nos agota –a ciertos les pasa muy rápidamente– tendemos a vocear y forzar en lugar de a educar.

Tanto con humanos como con animales, ha quedado probado que lo que marcha en el aprendizaje es el refuerzo positivo, puesto que los castigos pueden traer serias consecuencias para tu mascota en aspectos sensibles.

Conforme una educadora de perros profesional, los castigos están fuera de sitio al instruir a un can; hay que decir no a estos y sí a los premios.

Los premios son los protagonistas del refuerzo positivo, el que se fundamenta en enseñar con cariño y retribuir cualquier ademán de obediencia por la parte del animal.

Estos premios pueden ser gominolas, algún otro comible que le guste o bien sencillamente, una dosis extra de cariño.

Haz Click Aquí Para Ver:  5 Consejos Para Educar A Tu Perro Para Que No Muerda

Frenar Un Comportamiento De Cuajo

Enseñar a un can es un proceso paulatino en el que el animal va a ir aprendiendo con paciencia y tiempo, como sucede en el caso de los humanos.

Es por tal razón por la que pretender frenar un comportamiento de cuajo y sin pasar por este proceso podría traumar a tu mascota y no conseguirías que aprendiese un patrón de conducta.

Las órdenes severas sin adiestramiento precedente pueden provocar ansiedad y otros trastornos a tu mascota, e inclusive en ciertos casos, conductas beligerantes.

El Empleo De La Fuerza

No podemos pretender que un cánido comprenda todas y cada una nuestras palabras ni que aprenda órdenes a la primera; la paciencia va a jugar un papel principal en la enseñanza.

Estimar que el animal aprenda por fuerza, no solo no logrará tu objetivo, sino te distanciará de él.

Lo mismo sucede si esta fuerza va acompañada de represalias físicas, de las que ya te hemos mentado previamente.

No va a ser un proceso simple, mas el cariño y la tolerancia te van a dar mejores resultados.

No Dar Órdenes Claras

Los animales precisan que se les enseñe sencillamente, con palabras cortas y pautas simples.

De ahí que, ya antes de procurar adiestrar a un perro a fin de que aprenda cosas difíciles como dar la pata o bien dar vueltas sobre él mismo, debe aprender otras más simples como estarse quieto o bien sentarse.

Recuerda que los canes solo son capaces de conectar palabras de una sílaba con la orden, con lo que si deseas enseñarle a que se siente utiliza por servirnos de un ejemplo ‘sit‘.

Haz Click Aquí Para Ver:  Los Mejores Tips Para Jugar Con Tu Mascota En Verano

Echarle La Culpa Al Animal

Muy frecuentemente posiblemente el can no cumpla con perfección las órdenes o bien que haya instantes puntuales en que no haga lo que queremos, o bien, mejor dicho, lo que le has enseñado.

Posiblemente podamos llegar a echarle la culpa al animal y empecemos a chillarle o bien reñirle.

Considera que nuestro animal depende de nosotros y cuando algo no sale bien, jamás es culpa suya, sino más bien nuestra.

No hay perros inútiles de aprender, sino más bien dueños que no saben instruir.

Por ende, si tu mascota no aprende rápidamente es por el hecho de que cometes fallos al entrenar a un perro, y es tu responsabilidad corregirlos; no pagues las frustraciones y errores con tu cánido.

Estos son los fallos más frecuentes al instruir a un can, los que debes tener precaución de no cometer si deseas conseguir el éxito en el entrenamiento.

La paciencia, el cariño y la perseverancia siempre y en toda circunstancia son la clave en el momento de tratar con nuestras mascotas.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Mascotas!




Deja Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.